NADIE TE PUEDE OBLIGAR A QUE PARTICIPES EN ACTIVIDADES DE CONNOTACIÓN RELIGIOSA